Blog

Jugada de gol

Esta semana Fidor bank abrió oficinas en Dubai. Su llegada al Golfo representa no solo el primer éxito de la política dubaití de desarrollo fintech, sino también el verdadero arranque de los ecosistemas fintech para clientes en los emiratos.

Fidor representa la apuesta más innovadora de la banca alemana. Desde 2007 utiliza medios sociales para reducir costes y ganar confianza de los clientes en comunidades virtuales. Su oferta incluye un ecosistema de 25 apps y servicios ofrecidos por terceros gracias a su API abierta. Su despegue en un entorno tan diferente del característico de su cliente tipo original va a ser una verdadera prueba de las potencialidades del modelo open banking. No en vano, abrirá su oficina a escasos 200 metros de la nueva incubadora alentada por las autoridades regulatorias emiratíes.

Por otro lado, Fidor conjuga la banca minorista con los servicios bancarios para redes de terceros sin licencia bancaria propia (como el O2Banking para Telefónica), terreno en el que compite con Solaris bank. Es esta segunda dimensión la que le ha llevado a priorizar el Golfo como primer foco de su expansión fuera de Europa.

Esta dualidad representa la otra cara del banco API y como demuestra este caso, modifica las reglas de la internacionalización de la banca minorista tal y como la conocemos. Ya no se trata de plantear compras o costosos aterrizajes en terceros países. La internacionalización se vuelve atractiva en el momento en el que el país destino tiene empresas o redes de clientes que quieren dar el salto al fintech

Vida rural

MetLife ha publicado recientemente dos estudios realizados en EE.UU. Uno de ellos relacionado con uno de los nichos de mercado que mas claramente despuntan en el seguro de salud: El envejecimiento.

Comunidades y relaciones intergeneracionales son los principales modelos que analiza el estudio para mostrar su impacto positivo en la salud y bienestar de las personas mayores. Por otro lado, el estudio analiza cómo las personas establecen los compromisos financieros en relación a sus familias.

Óscar Herencia, director general de MetLife para el mercado ibérico subraya que las decisiones familiares

«son tomadas en base a responsabilidades y obligaciones que difieren entre generaciones. Es curioso verificar, por ejemplo que los mileniales, están más dispuestos a ofrecer apoyo financiero a sus hijos para que cumplan sus objetivos.»

Igualmente es interesante observar cómo un porcentaje de las personas que tienen un seguro de vida aumenta a medida que avanza la edad. Los mileniales (55%) representan un segmento muy interesante de la sociedad. Parece tener sentido redoblar los esfuerzos para concienciar sobre la importancia de contar con un seguro de vida y dirigirse desde las compañías aseguradoras a una franja de edad más joven. Algo que según apuntan desde MetLife ya vienen haciendo con iniciativas en el área de educación financiera.

Modelos de negocio seguros p2p

Bajo la etiqueta «seguros p2p» existen al menos cuatro modelos de negocio diferenciados entre las startups europeas y norteamericanas.

  1. Los grupos de compra de seguros sobre perfiles comunes como Bought by Many en GB
  2. Los que complementan a las aseguradoras organizando comunidades de amigos y ofreciéndoles reducciones de las cuotas de hasta un 40% si no reportan siniestros, como Friendsurance en Alemania.
  3. Los que cubren mediante la asociación de grupos de amigos riesgos complementarios a los cubiertos por las aseguradoras. Entre estos Inspeer en Francia.
  4. Los que ofrecen seguros «completos» como Guevara (automóvil) y Cycle Sindicate (bicicletas) en GB, Be Sure y Gatherins (PYMEs) en Canadá o Common Easy en Holanda (discapacidad)

Estación Central de New York

La «Independent Community Bankers of America», el lobby de los bancos pequeños y locales de EEUU, en un movimiento harto inusual, ha pedido al regulador una «regulación completa» del fintech. 
Karen Thomas, vicepresidente del lobby, escribía

«ICBA cree que los recientes problemas que algunos de los prestamistas online han experimentado con resultados y liquidez, así como con su cumplimiento normativo, hace que sea importante que estos prestamistas sean objeto de control y regulación para asegurar su seguridad y solidez»

En realidad, según FT el problema es que los bancos pequeños se sienten constreñidos por la dura regulación que siguió a la crisis al tiempo que ven como el movimiento de las fintech les está erosionando el mercado milenial de forma cada vez más significativa.

Aunque no se ha producido una respuesta oficial, reguladores locales como el del estado de Nueva York, ya han comenzado investigaciones sobre el conjunto del sector a raíz de la inquietud generada por la crisis de Lending Club con un ímpetu que ha parecido desproporcionado a algunos analistas.

Estadísticas

Según TechCrunch, aunque no veremos el rápido sorpasso característico de la industria tecnológica (iPhone y Androids reduciendo a Nokia a la marginalidad o Wassap a los SMS), «el futuro es inevitable» en el largo plazo porque los incentivos se orientan a crear alternativas al core business de los bancos y las aseguradoras.

El futuro se ve ya en Corea, según los analistas californianos: 55% de los clientes han sustituido la banca presencial por el online y el 10% ya no usa tarjeta de crédito sino pagos online.

Este tipo de análisis converge cada vez más con la conceptualización del fintech como un elemento clave para recuperar la productividad de las economías europeas, especialmente de las pequeñas y medianas empresas en un entorno donde el crédito de pequeña escala sigue siendo muy difícil.

El análisis publicado por TechCrunch se ha entendido como una respuesta a las declaraciones de Jamie Dimon en las que relativizaba el potencial disruptor del fintech para los bancos, abriendo la espita de una nueva oleada de acusaciones de «burbuja» y titulares como el de Business Insider asegurando que «el hype fintech ha ido demasiado lejos».

La frase para la historia de Dimon:

«A lot of things they do, we can do; a lot of things they do, we don’t want to do; and of course they can be competitors».

Reserva Federal EEUU

Las financieras especializadas en préstamos a consumidores a altos tipos y corto plazo están llamando la atención de la Reserva Federal tras una oleada de denuncias por usura.

Las financieras se defienden recordando que los subbancarizados tienen riesgos mayores que los cubiertos por los tipos medios de la banca para créditos al consumo, pero la aparición de fintechs especializadas con tipos medios mucho menores parece que inclinará la balanza hacia una regulación más estricta… para felicidad de las fintechs que hoy lideran ese mercado en EEUU y que esperan se amplíe así su mercado potencial.

Marrakech

El informe sobre medios de pago publicado por el «Banco Al Magreb», el regulador marroquí, muestra el retraso en el desarrollo de medios de pago móviles en relación con el resto de Africa de Marruecos. Las tarjetas de crédito siguen representando con 2000M$ al año y 600.000 transacciones diarias la abrumadora mayoría de los medios de pago usados. El informe ni siquiera contiene un epígrafe específico para pago por móvil.

Las causas de este «atraso» son precisamente esa extensión previa de las tarjetas de crédito y débito, el peso de los monopolios (que terminaron en 2014 para dejar paso a un oligopolio con solo tres agentes), las dificultades regulatorias propias de un país que ha regulado siguiendo el modelo francés y la situación del dirham.

Erect Gravestone

En las últimas inversiones significativas en capital semilla en Europa (Alemania, Suiza, Gran Bretaña, Francia) pero también en India llama la atención la participación de family offices con inversiones que van entre los 200.000 y el millón de euros. 

Los family offices se están convirtiendo en un vector importante en la detección de oportunidades emergentes, pero también en un potencial cliente de servicios especializados y un aliado para los ecosistemas fintech nacientes de las entidades financieras.

Productividad y escalas

Esta semana se han publicado los bocetos y se han abierto las consultas públicas de los «regulatory sandboxes» de AustraliaAbu Dhabi y Singapur. India ha abierto una serie de grupos de trabajo y EEUU publicó el primer programa de su «Financial Service Roundtable». Corea anunció la puesta en marcha de un banco de inversiones para apoyar a las fintech locales con capital semilla y riesgo. Japón aprobó su ley para regular las monedas virtuales y los nuevos medios de pago…

La «carrera regulatoria» abierta por el regulador británico se ha convertido en un verdadero sprint. Llama la atención el retraso de los bancos centrales europeos y del propio BCE en un momento en el que ya podemos hablar de un consenso global: la regulación del fintech es un elemento central para impulsarlo como sector de desarrollo.

El país más avanzado de Europa en fintech, Gran Bretaña, ya ve el fintech como industria estratégica para recuperar el crecimiento de la rentabilidad y entiende que lo «disruptivo» es ante todo la capacidad del sector para fortalecer el tejido productivo PYME. Un camino que en Francia está liderando AVIVA y su utilización de los préstamos online a micro, pequeñas y medianas empresas como forma de inversión de un nuevo fondo que posiblemente llegue a los 100M€. Es más que marketing. Es un cambio emergente de paradigma en la escala y la forma de gestionar los riesgos en un momento en el que el crédito no está fluyendo hacia el tejido productivo de pequeña y media escala.

Submarino expedición

Los movimientos de esta semana de Apple, Baidu, Paypal y Samsung pueden parecer tímidos o limitados, pero reflejan tomas de posición que a medio plazo pueden llegar a desplazar de nichos de negocio importantes a bancos y aseguradoras. De hecho podrían ser la primera gota de agua de una tormenta por venir.   

Es especialmente interesante el abordaje de Baidu, seguramente el actor chino más parecido a Google y Facebook en Occidente. Baidu asegura haber incorporado algoritmos que le permiten, a través del proceso de la ingente cantidad de datos que almacena sobre sus usuarios, reducir el riesgo de los seguros de automóvil gracias a un «profiling» mucho más preciso que el de los habituales cálculos actuariales de las aseguradoras. A partir de ahí elabora una estrategia basada en su ventaja con el público más joven y su capacidad para ofrecer precios más bajos… y la liga a los cambios por venir en el automóvil (coche conectado a Internet, nuevas cartografías digitales, coche sin conductor, Internet de las cosas) en los que está invirtiendo.

¿Quedará ahí o será un ensayo para otros campos del sector seguro con mayores márgenes?

Impulsamos organizaciones más abiertas y democráticas