Blog

Bitcoin

En enero de 2016 el Banco Central de China emitió un comunicado oficial tras un encuentro celebrado en Pequín que reunió a expertos del banco central, Citibank y Deloitte para debatir e intercambiar ideas sobre la industria de las criptomonedas, la evolución de monedas fiduciarias digitales y la emisión de criptomonedas estatales.

En 2014, el Banco Central de China había creado un equipo para investigar las monedas digitales. Desde entonces su trabajo se ha centrado en el análisis de la emisión, los marcos operativos, los aspectos técnicos clave, la circulación de la moneda, las cuestiones legales relacionadas con las monedas digitales, y su impacto en el sistema financiero tradicional, así como la relación entre las monedas digitales fiduciarias, es decir, emitidas por los bancos centrales, y las monedas digitales emitidas de forma privada, como bitcoin. A partir de ahora su trabajo irá dirigido a «aclarar los objetivos estratégicos del banco central para la emisión de la moneda digital, investigar a fondo las tecnologías clave, e investigar diversas aplicaciones para las monedas digitales que ayuden a que el banco central introduzca una moneda digital, tan pronto como sea posible».

«El diseño de la moneda digital debe proporcionar comodidad, seguridad, ser de bajo costo, tener una alta cobertura, y estar perfectamente integrada con otras plataformas», para que su uso sea «sostenible y efectivo».

Un documento oficial publicado recoge los beneficios de la emisión de monedas digitales para el Banco Central chino:

  • Reducir los costes de la emisión y circulación de las monedas fíat.
  • Aumentar la eficiencia y la transparencia de las transferencias de dinero.
  • Reducir las posibilidades de lavado de dinero y la evasión fiscal.
  • Aumentar la capacidad de control de la oferta monetaria por parte del banco central.

Y concluye:

«En el futuro, vemos que la emisión de monedas digitales y el establecimiento de sus canales de circulación podría mejorar aún más la industria de servicios financieros de nuestro país, mejorar los sistemas de pago y de liquidación de nuestro país, lo que aumentaría la calidad y la eficiencia de nuestro sistema económico».

Tiburón blanco

La criptomoneda ha alcanzado su valor máximo respecto al dólar de los últimos tres años, pero las dudas sobre su capacidad y el posible control de China permanecen.

El 2 de enero, la criptomoneda alcanzó su valor máximo en los últimos tres años: 1.033 dólares (unos 989 euros) por bitcoin. Sin embargo, incluso valorado por encima de 1.000 dólares (unos 958 euros), el bitcóin no está dejando una huella demasiado importante en el mundo en general.

The Register destaca que la última revalorización de Bitcoin puede estar vinculada con la retirada de billetes de importes alto en India y Venezuela, pero quizá más con la continua devaluación del yuan chino. Como informó el New York Times el año pasado, un pequeño grupo de empresas chinas se ha hecho con el control mayoritario de la criptomoneda. Por eso, a medida que ha caído el valor de la moneda del país, ha aumentado la demanda de la criptomoneda y con ella su valor.

La estructura de Bitcoin implica que si un pequeño número de usuarios posee la mayoría de la moneda, como es el caso de estas empresas chinas, este grupo podría también vetar los cambios en la tecnología detrás de la moneda.

Eso es probablemente lo que la tecnología necesita: cambiar. Si la moneda va a crecer -que, como sostiene el Financial Times, está claro que lo requiere- le hará falta un rediseño técnico. Actualmente, Bitcoin sólo soporta hasta 7 transacciones por segundo; una cifra irrisoria en comparación con los varios miles que puede realizar, por ejemplo, Visa. Los investigadores calculan que el diseño actual de Bitcoin podría soportar, como mucho, unas 27 transacciones por segundo sin colapsar, algo que seguiría siendo nada.

Las empresas chinas que están minando Bitcoin podrían, en teoría, unir fuerzas para aprovechar el resquicio que deja el sistema para una mayoría.Y dado que el país en el que operan los mineros de Bitcoin más prolíficos es China, también podría suscitar temores acerca de su control estatal. Rebasar el umbral arbitrario de los 1.000 dólares (unos 958 euros) no ayuda realmente a superar nada de esto.

Nueva concepción del trabajo

Wharton School y la compañía de banca móvil Moven han publicado un libro blanco en el que abordan la relación entre Fintech y el futuro del trabajo.

Analizando el periodo comprendido entre 2005 y 2015, avanzan que si bien en EE.UU. se ha dado mucha importancia a la transformación que la sharing economy tendría en la organización del trabajo, las cifras de ocupación no terminan de respaldarla. Entre los estudios que cita se encuentra el de los economistas de Princeton y Harvard respectivamente, Alan Kruger y Lawrence Katz, y que afirman que los trabajadores on demand (que desempeñan trabajos ocasionales en plataformas de servicios tipo Uber, TaskRabbit) representan sólo el 0,5% de la fuerza de trabajo de Estados Unidos, desacreditando las afirmaciones que lo situaban en un 22%.

Para los autores del libro blanco el fenómeno al que no se ha prestado atención en relación a la nueva organización del trabajo tiene que ver con la tendencia de las empresas a estructurar plantillas flexibles. Hecho que ha supuesto el aumento significativo del número de freelance o trabajadores autónomos que ofrecen su servicio a una serie de proveedores más o menos fijos. En 2016 representaron el 16% de la fuerza laboral de Estados Unidos, frente al 10% en 2005. Algunas compañías tecnológicas aventuran que en 2020 estos nuevos trabajadores flexibles supondrán el 40% de las plantillas en 2020. Para el trabajador este hecho supone gestionar además de su tiempo, sus finanzas de una forma completamente diferente. Es ahí donde el estudio evidencia un nuevo y jugoso nicho de negocio para las soluciones Fintech. Satisfacer las necesidades de un trabajador con necesidades mucho más sofisticadas y diversas.

Obama y Bo

Publicado exactamente un mes antes de cambio de gobierno pretende quedar como parte del «legado» Obama y mostrar altura de miras histórica. Sin embargo, se percibe también la falta de un sustrato teórico suficiente para entender los cambios que anuncia más allá de los deseos.

El informe sugiere que los diseñadores de políticas deben prepararse para cinco efectos económicos primarios:

  • Contribuciones positivas al crecimiento agregado de la productividad;
  • Cambios en las habilidades demandadas por el mercado de trabajo, incluyendo una mayor demanda de habilidades técnicas de alto nivel;
  • Distribución desigual del impacto, a través de sectores, niveles salariales, niveles educativos, tipos de trabajos y ubicaciones;
  • Agitación del mercado de trabajo a raíz de la desaparición de determinadas profesiones mientras sigue activo el proceso de creación de otras nuevas; y
  • La pérdida de puestos de trabajo para algunos trabajadores en el corto plazo, y posiblemente más tiempo en función de las respuestas políticas.

En términos generales, el informe sugiere tres estrategias para abordar los impactos de la automatización impulsada por la AI en toda la economía estadounidense:

  • Invertir y desarrollar la IA dados sus beneficios;
  • Educar y capacitar a los estadounidenses para los trabajos del futuro;
  • Ayudar a los trabajadores en la transición ofreciendo capacitaciones a los trabajadores que aseguren un crecimiento equilibrado.

Jóvenes en la montaña

Uno de los analistas de Wharton Fintech analiza el funcionamiento y éxito de una aplicación para la reserva de hoteles que fue éxito de descargas en 2015 a modo de inspiración para que la banca resulte atractiva a la generación del Milenio. Las observaciones pecan tal vez de obvias y se podrían resumir en simplificar la oferta para disminuir el número de opciones que se le presentan al usuario, usar un sistema de categorización básico y ofrecer un producto lo más personalizado posible a la necesidad de cada cliente.

Para ello el banco debería ser capaz de hacer un análisis de información y determinación de perfiles que permita diseñar toda una gama de productos que tienen en común la lógica de una aplicación, un uso, aunque eso sea a costa de la sofisticación del producto.

Main Funders, Commerzbank

Como adelantamos en mayo en exclusiva para los suscriptores del informe de innovación financiera del Instituto Hermes, Commerzbank, el segundo mayor banco de Alemania, será el primer gran banco en lanzar una plataforma de crédito p2p. La noticia la ha hecho pública esta Michael Kotzbauer en rueda de prensa juanto con Birgit Storz directora de la incubadora de la entidad «Main Founders».

Stortz se negó a dar una cifra sobre la expectativa de volumen que la entidad espera gestionar a través de esta plataforma, diciendo que lo importante es estar preparados para atender los deseos de diversificación que han detectado entre muchos de sus clientes y ser flexibles ante un posible aumento rápido del número de inversores en la plataforma.

Queda la incógnita de si el banco llevará esta nueva plataforma a China, el mayor mercado p2p lending del mundo. La clientela de Commerzbank en China creció un 30% el año pasado.

Posicionamientos de reguladores, banca y consultoras sobre la adopción de Blockchain 

Algunos bancos centrales están mirando con interés al blockchain como sistema para disminuir el riesgo de fraude y bloquear transacciones sospechosas. De entre ellos, el Banco Popular de China y el Banco de Inglaterra han expresado su interés en el uso de monedas blockchain y digitales. Por su parte, Bank of America hacía público en el mes de enero su solicitud de 15 patentes relacionadas con blockchain.

El Banco de Inglaterra muestra cautela ante la implementación de blockchain en el sistema financiero

El Banco de Inglaterra aboga por explorar vías que aporten resiliencia a la infraestructura financiera, fórmulas más eficaces para las transacciones comerciales y nuevas maneras de codificar, compartir y analizar datos. Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra anunció que la entidad está ya explorando tecnologías descentralizadas tipo blockchain en el core de sus actividades, incluídas las operaciones de liquidación bruta en tiempo real (RTGS, por sus siglas en inglés).

«Distribuir el mayor significa liberar múltiples copias al sistema. Se puede seguir operando aunque alguna de sus partes se caiga, eliminando el riesgo de fallo en un único nodo que conllevan los sistemas centralizados»

Carney afirmó también que un registro distribuido y abierto podría abrir la posibilidad a la creación de moneda digital por los bancos centrales. Esta posibilidad es algo que están contemplando otros bancos centrales como el de Canadá, Australia y China. 

Los expertos del banco han estado trabajando con consultores de PwC en la realización de la «prueba de concepto». Los resultados sobre la prueba de concepto ya han sido publicados por el banco. El objetivo principal declarado es evaluar la capacidad potencial de transformación de los sistemas de registro distribuído en el sector financiero, más que sus capacidades comerciales.

Metolodología: El equipo de tecnología del banco creó e integró una plataforma de libro mayor distribuido sobre el protocolo Ethereum. Las pruebas se orientaron a la capacidad de la tecnología en soportar y resolver cuestiones relacionadas con los mecanismos de consenso, resiliencia del sistema, transparencia, soporte de contratos inteligente e integridad de los datos.

Conclusiones: Aunque la tecnología se muestra todavía inmadura, podría aportar beneficios en un futuro y ser complementaria a los sistemas existentes, aportando mayor resiliencia a la infraestructura por las características inherentes de una red descentralizada.

El equipo de trabajo se propone en sus siguientes pasos, explorar las siguientes áreas:

  • Escalabilidad: Es necesario asegurar que el sistema tiene capacidad para soportar un gran volumen de operaciones manteniendo la integridad de los datos y la velocidad de procesos que requieren las operaciones de un banco central. 
  • Seguridad: Comprobar que los datos distribuidos a través del sistema de libro mayor distribuido no pueden ser comprometidos por ciberataques.
  • Privacidad: Los protocolos actuales requieren un delicado equilibrio entre privacidad y resistencia. Para que el sistema pueda ser utilizado en cualquier aplicación del banco central, necesita demostrar un alto nivel en ambas características.
  • Interoperabilidad: Orientada a entender cómo los estándares de los datos existentes pueden interactuar con las plataformas de registros distribuidos.
  • Sostenibilidad: Los sistemas de libro mayor distribuido utilizan más capacidad de proceso, requieren mayores volúmenes de almacenamiento y consumen mucha más energía. Es una consideración importante, por lo tanto, cómo puede ser minimizado el consumo de recursos a medida que aumentan la escala.

A la vista de los primeros resultados y las próximas fases de trabajo, el Banco de Inglaterra plantea abrir líneas de trabajo con otras empresas para superar los desafíos encontrados a través de su aceleradora fintech. Declara además que son áreas prioritarias de su interés: Nuevas formas de estructurar y analizar grandes volúmenes de datos obtenidos de la operativa y de los informes regulatorios; inteligencia artificial con capacidad aprendizaje y en especial el diseño de patrones para la detección de anómalos.

Así mismo, el Banco de Inglaterra se muestra abierto a escuchar propuestas para participar/actuar como observador o socio en proyectos piloto existentes sobre sistemas de libro mayor distribuido, siempre que se desarrollen en escenarios del mundo real. Y, por supuesto, en explorar las implicaciones potenciales de la regulación en esta materia.

Otros proyectos en la aceleradora del banco son los desarrollados con:

  • Bitsight: Uso de datos de dominio público para evaluar la capacidad de ciber-resiliencia de las empresas -esto es, recuperación tras un ataque- , que incluye además el desarrollo de programas para la búsqueda de malware, y vulnerabilidades en los sistemas. La prueba de concepto evaluará la ciber-resiliencia del propio banco.
  • Privitar: Uso de herramientas para anonimizar y desensibilizar datos. Las pruebas de concepto también se realizarán en el banco y examinarán el conjunto de datos e información acumulada internamente para ver si estas herramientas permitirían ofrecer un mayor acceso a los datos sin comprometer la privacidad.

El Banco de Canadá experimenta con el CAN-Coin

Durante la conferencia Payments Panorama celebrada la semana pasada en Canadá, Bank of Canada, Royal Bank of Canada y Canadian Payments Association presentaron un proyecto experimental desarrollado sobre tecnología blockchain.

El principal objetivo del banco central era entender en profundidad el funcionamiento del sistema de libro mayor distribuido. Para ello crearon una versión digital de la moneda nacional, el CAN-Coin y se realizaron operaciones interbancarias. El banco central puso gran énfasis en asegurar que no está planeando emitir moneda digital de uso público, sino probando las implicaciones que para la banca puede tener operar en entornos virtuales. 

En una de sus diapositivas se pudo ver el diagrama de una operación en la cual un agente que participa en la plataforma pignora una cierta cantidad en efectivo en una cuenta especial en el banco central, quien convierte ese valor en CAN-Coin y lo envía a la cuenta del agente. Cuando un miembro de la red, que tiene que haber sido aprobado previamente, convierte el CAN-Coin a otra moneda, el banco central destruye esa cantidad de CAN-Coin eliminando su registro. En el experimento participaron los 5 grandes bancos de Canadá: Bank of Montreal, Canadian Imperial Bank of Commerce (CIBC), RBC, Toronto-Dominion Bank y Scotiabank. El proyecto fue desarrollado por el consorcio R3.

Por otro lado Nanopay, la fintech de Toronto que compró MintChip, el primer sistema de moneda virtual basado en libros mayores públicos desarrollado por la Casa de la Moneda canadiense, lanza a partir del día 23 de junio su primera app para el sistema, presentado como la app de referencia de pagos móviles, ofreciendo transferencias p2p gratuitas y descuentos del 20% en todas las compras.

Banco Central de Rusia

El pasado mes de diciembre el presidente Putin presentaba la hoja de ruta y la creación de un grupo de trabajo para la implementación de monedas digitales y sistemas de libro mayor distribuido. Desde entonces pocas noticias han trascendido sobre los avances de este grupo. Sin embargo, el responsable de Future Banking en el Banco Central de Rusia ha afirmado hace unos días que de acuerdo a las estimaciones realizadas por el banco, las redes cerradas e híbridas de registros de libro mayor, esto es con estricta identificación y normativa propia, tienen un gran potencial de desarrollo en el sector financiero. 

Para el representante del Banco, es fundamental distinguir entre blockchain y otras formas de registros distribuidos, como ocurre con Ripple: Blockchain es una cadena de bloques de transacciones que contienen los registros de todas las transacciones de la red. Los sistemas de libro mayor distribuidos son una tecnología de intercambio de datos no necesariamente basada en blockchain.

Mercados y blockchain

Hace unos días, Benedicte Nolens, jefe del riesgo y la estrategia para la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong, posicionaba a favor de implementar la tecnología blockchain por su capacidad para asegurar el cumplimiento por parte de los bancos de la normativa anti blanqueo de capitales. Según Nolens, los protocolos KYC y AML han evidenciado problemas e ineficiencias, aludiendo a las multas a la que han sido sometido diferentes bancos a nivel mundial.  Se muestra así partidario de utilizar un libro de contabilidad distribuido que podría reducir además de forma significativa los costes de transacción.

Nolens sostiene que si bien la regulación sobre este tema puede llevar un tiempo, las instituciones financieras deben asegurar cualquier uso de la tecnología que permita un mejor cumplimiento de las normas y ve factible su extensión a áreas como Trade Finance y operaciones societarias. Dadas las características de blockchain afirma que su implementación es idónea en aquellos bancos que aún no han desarrollado su propia tecnología de back office.

Considera que hay un espacio de desarrollo a futuro mucho más amplio que el Fintech, y que tiene que ver con la consolidación de la banca digital, el abordaje del crowdfunding o la gestión de valores. Ámbitos que, por estar menos consolidados en la actividad financiera experimentarán un mayor desarrollo y evolución.

Por otro lado, David Rutter, fundador del consorcio R3 para la extensión de blockchain alerta de la creciente burbuja en torno a la transformación digital de la banca y advierte que muchas empresas que están trabajando en el desarrollo de aplicaciones para bancos no serán capaces de alcanzar prototipos funcionales.

En el proyecto R3 está integrado ya por 42 bancos, entre ellos: Bank of America, Barclays, BBVA, Banco Santander, BNP Paribas, BNY Mellon, CIBC, Citi, Commerzbank, Credit Suisse, Deutsche Bank, Danske Bank, Intesa Sanpaolo, Goldman Sachs, HSBC, ING Bank, JP Morgan, Mitsubishi UFJ Financial Group, Mizuho Financial Group, Morgan Stanley, Nordea, Royal Bank of Canada, Royal Bank of Scotland, SEB, Societé Generale, State Street, Toronto-Dominion Bank, UBS, UniCredit y Wells Fargo.

R3 ha formado grupos de trabajo conjuntos y organiza reuniones periódicas para centrarse en el desarrollo de aplicaciones comerciales que la tecnología blockchain puede ofrecer a la industria de servicios financieros globales. El proyecto tratará de establecer normas y protocolos coherentes con el fin de facilitar la adopción más amplia y obtener un efecto de red.

Libros de contabilidad distribuidos

El protocolo Ripple es un sistema de pago, cambio de divisas y una red de remesas que se basa en un sistema distribuido, con protocolo de código abierto, libro de consenso y con una criptomoneda propia, conocida como XRP. Es compatible con cualquier moneda fiduciaria (euros, dólares, yenes, etc), criptomonedas (bitcoin, litecoin, etc), materias primas o de cualquier otra unidad de valor.

La red Ripple pretende activar «transacciones financieras globales seguras, instantánea y casi libres de cargos». Patrick Griffin, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de negocio de Ripple Labs, sostiene que la gran ventaja es que los bancos más pequeños ya no tendrían que tratar con «bancos corresponsales» (JP Morgan & Co., HSBC Holdings, Standard & Chartered y Wells Fargo) para hacer de intermediarios. Permitirá reducir los costes adicionales que esto implica, los costes en cambios de divisa y, sobre todo, eliminar los grandes compromisos de garantías que los bancos más grandes exigen periódicamente para actuar como intermediarios. Para Griffin, «esta es la primera alternativa viable a la banca corresponsal en unos 40 años».

Han firmado acuerdos con Ripple: Santander, CBW Bank, Cross River Bank y Fidor Bank. A través de Santander Innoventures, Banco Santander ha invertido 32 millones de dólares en Ripple para un mercado de servicios financieros al que le asigna un valor de 20 billones de dólares.

Esquema de funcionamiento de Ripple

El proyecto de pagos del consorcio W3C

En octubre de 2015, el consorcio W3C anunciaba la creación de un grupo de trabajo para el desarrollo de un estándar de medios de pago para la web. El grupo de trabajo pretende asentar el funcionamiento de métodos de pago incluyendo tarjetas de débito y crédito, sistema de pago móvil (Alipay), custodias, bitcoin o sistemas blockchain. El proyecto contempla el desarrollo de APIs que fijarán el proceso de comprobación de la transacción aportando mayor seguridad en las operaciones a ambas partes.

Estas API permiten a los usuarios registrar los instrumentos de pago (tarjetas de crédito o servicios de pago) y seleccionar el tipo de pago directamente a través del navegador, hacer pagos más rápido, más seguro y más fácil, sobre todo en dispositivos móviles.

Desde su creación el grupo ha mantenido varios encuentros, uno de ellos en las instalaciones de Google, el próximo se celebrará en Londres durante los días 7 y 8 de julio con el patrocinio de Visa y contará con la participación de Bank of England. En el grupo de trabajo permanente participan, entre otras, Ripple, Apple, Bloomberg, China Mobile, Deutsche Telecom, Rabobank, Worldpay y Google. En sus reuniones como invitados han participado también Facebook, Intel, Netflix y Samsung. 

Aunque no es muy conocido, el protocolo HTTP, incluye desde su origen un código para pagos con la idea de convertir el navegador en un medio de pago. El grupo de trabajo espera presentar la API antes de finales de año.

¿Qué reside bajo el repentino interés de los bancos centrales en blockchain?

Según un informe publicado en diciembre por el Gobierno de Gran Bretaña, es importante separar las critpmonedas de la tecnología blockchain. Bitcoin genera suspicacias entre bancos, agentes institucionales y ciudadanos por su asociación a redes criminales, transacciones delictivas y operativas en la dark Internet. Sin embargo, las tecnologías de libro mayor distribuido y monedas virtuales están siendo miradas con interés por los bancos centrales dadas las eficiencias potenciales que supondría para el sistema financiero el uso de «dinero digital».

¿Es el «libro mayor distribudido», distribuido?

El término distribuido puede dar lugar a confusión, como de hecho está ocurriendo en el tratamiento mediático de las noticias sobre blockchain e incluso en algunos informes especializados. Algo es distribuido cuando no hay un control, autoridad o propiedad única absoluta sobre ello. Por lo tanto, el grado de centralización del sistema de libro mayor dependerá de su diseño.

Diagrama de flujos de blockchain

En la práctica, hay un amplio espectro de modelos de libro mayor distribuido, con diferentes grados de centralización y con diferentes tipos de control en el acceso para adaptarse a las necesidades de cada negocio. Estos pueden ser libros de contabilidad «sin permisos» abiertos a todo el mundo para aportar datos al libro mayor y no puede ser de propiedad de nadie; o libros de contabilidad «con permiso» que pueden tener uno o muchos propietarios que sólo pueden agregar registros y verificar el contenido del libro mayor.

La cuestión clave es que, tanto instituciones públicas como sector privado pueden elegir el diseño que mejor se adapte a un fin determinado, buscando el equilibrio entre la seguridad y el control centralizados con la oportunidad que supone compartir datos entre instituciones e individuos.

Otro elemento a considerar el capacidad de proceso, que, para grandes volúmenes de datos hace imposible manejar las cadenas de bloque a agentes con infraestructuras medias. Es decir, la característica de distribuida pura que permite el diseño de red abierta es difícil de asegurar. En el funcionamiento real lo que hace es concentrar las operaciones en unos pocos agentes.

¿Cuáles son los tiempos que se están manejando en las transacciones sobre blockchain?

El proceso de funcionamiento de blockchain necesita tiempo para sincronizar transacciones entre una gran cantidad de copias del libro mayor distribuido. Es dependiente del volumen, a más copias, más tiempo necesita. Así por ejemplo, para bitcoin, un nuevo bloque de transacciones puede ser añadido a la cadena más o menos cada 10 minutos. A su vez, los bloques son de tamaño limitado, por lo que sólo puede contener un cierto número de transacciones. El rendimiento máximo actual de bitcoin es de 5 a 7 transacciones por segundo (la red VISA es unas 10.000 veces más rápido).

Orbis Terrarum

Realizamos un breve repaso a nuestras fintechs favoritas y a los movimientos en el sector durante las últimas semanas. Argentina y México despuntan en este competido terreno.

  • Ant Financial, la rama fintech de Ali Babá ha presentado sus proyecciones y espera tener 1/3 de la población mundial como usuarios registrados de sus servicios fintech en 2026, que incluirán seguros, gestión de patrimonios, banca online, pagos, etc. La previsión supone un incremento del 250% respecto a los 577 millones de usuarios con los que cuenta actualmente.
  • SalaryFinance, servicio británico creado por el exdirector de Google en GB que ofrece productos financieros a las empresas para sus empleados que se cobran como descuentos en nómina.
    Notarize, la app que presta servicios legalmente aceptados de fe pública en 50 estados de EEUU ha recibido 8M$ en serie A.
  • Swinkly una fintech con base en Lyon es la primera fintech europea dedicada a organizar depósitos de garantía en cualquier tipo de transacciones.
  • Number 26, la app berlinesa que es considerada el banco móvil modelo europeo ya ha optimizado su diseño para la nueva versión del sistema operativo iOS de Apple. 
  • Thellie, el crowdfunding filantrópico francés, que financia investigaciones en enfermedades raras ganó el label «Fintech Innovación» en los encuentros «Fin&tech Community»
  • Muume, la app suiza de pagos pensada para incorporar el autopago (el cliente paga el producto antes de pasar por caja) ha recibido 2.2M de francos suizos en ronda de capital para su expansión.

Doce fintechs argentinas, uruguayas y chilenas seleccionadas para el programa de aceleración NxtLabs en Buenos Aires:

  • SeSocio: Un marketplace y trading platform que brinda a inversores no sofisticados alternativas hasta hoy inaccesibles.
  • CashingApp: Una aplicación de crowdfunding para eventos sociales.
  • Wuabi: Un crowdfunding marketplace de proyectos agropecuarios.
  • NubePago: Una plataforma para recibir pagos en minutos de forma simple, segura y a los mejores costos del mercado.
  • Contagram: Un sistema de gestión online para la administración diaria de startups, pymes y pequeños negocios.
  • Paysur: Una plataforma integrada para la ejecución de transacciones financieras.
  • Smarketeer: Una plataforma web de marketing que permite predecir qué visitas se van a convertir en clientes.
  • SeguroAP: Un servicio de contratación de seguros de accidentes personales a través de la web. 9 Cashdelta: Plataforma que brinda estados financieros en tiempo real.
  • DeFacturas: Una plataforma que integra facturación electrónica, medios de pago, marketplaces y herramientas comerciales.
  • BolsApp: App bursátil para la toma inteligente de decisiones.
  • The Eye: Una plataforma que centraliza el conocimiento de infraestructura y operaciones las compañías.

Han sido noticia

  • Insignis Asset Management es el nombre de la nueva fintech lanzada por Paul Richards y Giles Hutson, dos exdirectores de Merril Lynch que pretenden «revolucionar la gestión de liquidez» de clientes con depósitos a partir de 100m libras esterlinas. Se orienta a «high net-worth individuals» (HNWI), gestores de patrimonio, compañías, ONGs y gobiernos locales.
  • La israelí Neema lanza con Mastercard una tarjeta de crédito orientada a migrantes con bajos costes de transferencia. El sistema se basa en crear tarjetas pareadas: una para el titular, otra para la familia en el país de origen.
  • PayPlug, la fintech parisina de pagos en el punto de venta, ha levantado 3.4M€ entre ayudas europeas y crowdfunding.
  • Pay4Later ha cerrado una «financiación sustantiva» de HoneyComb para ampliar la escala de su negocio de crédito p2p en el punto de venta.
  • Bento for Business, empresa californiana dedicada al control de gasto de los empleados de PYMEs ha anunciado una ronda de 7M$ en serie A. Entre sus actuales inversores se encuentran Anthemis Group, Blumberg Capital y LionBird. ADave Zilberman, director de Comcast Ventures, se unirá al consejo de la empresa.
  • Early Salary, una fintech india con base en Pune dedicada a dar créditos como adelantos de nómina, abrió esta semana en Chennai, en la costa Este del subcontinente, ampliando sustantivamente el alcance de su negocio.
  • AscendLoan, dedicada a crédito personal online, ha levantado 11.5M$ en Venture Capital.
  • Satago, un servicio de crédito y descuento de facturas para PYMEs con base en Dundee ha asegurado 4.6M de libras esterlinas. La peculiaridad de Satago es que da herramientas a las PYMEs para gestionar cobros. El retraso en cobros es la principal causa de impagos y retrasos en PYMEs en GB.
  • Krazy Bee, el sitio web de Bangalore que vende a crédito productos para estudiantes ha recibido 2M$ de capital semilla de dos inversores chinos: Fenqile (microcréditos) and YeahMobi (red de publicidad móvil). El capital se utilizará para crecer, desarrollar una app móvil y mejorar el sistema cálculo de riesgos a partir del histórico de transacciones.
  • Jay Sidhu, CEO de BankMobile, el primer banco 100% móvil de EEUU -de cara al cliente es una app- ha ganado el premio al mejor emprendedor fintech de Ernst & Young.
  • LemonWay, la app de pagos basada en Montreuil abrirá en Barcelona, Milan y Berlín y contratará durante este año a cincuenta personas.
  • ePayLater, la app de microcŕeditos para consumo basada en Mumbai ha levantado 2M$ en capital semilla.
  • La francesa Cozy Cloud ha recibido 4M€ de la Mutual Maif para desarrollar su negocio de nube personal con un mensaje a favor de la Internet distribuida y su llamamiento a «desgooglizar tu vida digital»
  • SuperStash, el «betterment australiano» ha salido de beta y ya ofrece app para Android.
  • La holandesa InvoiceFinance, que descuenta facturas a PYMEs, ha recibido 3.4M€ en nuevo capital, entre otros de Peak Capital y del emprendedor Kalo Bagjin.
  • Motif el broker online favorito de nuestros analistas, que elabora carteras a partir de las preferencias e intuiciones de sus usuarios, creando de paso un mercado de estrategias, ha sido la primera fintech en aparecer tres años consecutivos en la lista de «50 disruptivos» de CNBC.
  • PromisePay la plataforma de pagos para mercados online con base en Australia ha levantado 10M$ en capital
  • Autogravity la app californiana ha presentado su mercado p2p para la financiación de compras de automóviles.

Bancos, fondos y VC’s

  • El berlinés Solaris Bank a través de su fondo FinLeap ya ha sumado 21M$ y esperan subir hasta 50M$ con los que invertir en su propio ecosistema de innovación. Les llaman «una tecnológica con ficha bancaria». Han tenido el apoyo en capital de Hannover Re.
  • El banco alemán Deutsche WertpapierService Bank AG (dwpbank) ha elegido Aquarius, de la italiana TAS Group, como solución informática para la gestión de liquidez tras 12 meses de procedimiento de selección.
  • John White, el que fuera socio de GLG y se hiciera famoso en GB al predecir la quiebra de Northern Rock en 2008, lanza un fondo fintech de 25M de libras esterlinas.
  • Sberbank, una caja de ahorros rusa ha abierto con el IIDF -el fondo estatal para la promoción de startups en Internet- una de las primeras incubadoras fintech rusas.
  • US Bank, Cross River Bank, BB&T BBT y BBVA, junto a dos bancos más que no quieren hacer pública su participación apoyan económicamente INV, un programa de aceleración fintech impulsado por Fiserv y Bank Innovation. INV arranca con cuatro fintechs norteamericanas y una británica. Los bancos esperan encontrar oportunidades tempranas en las startups aceleradas.
  • Deustche Bank declaró esta semana que quiere modificar los sistemas a través de los que compra tecnologías para agilizarlos.
  • Royal Bank of Canada abrirá un lab fintech en Silicon Valley. También ha financiado una Casa de Canadá en el valle con la idea de atraer a emprendedores e innovadores canadienses.
  • SafeCharge la compañía londinense de pagos que había invertido 10M€ en la alemana Fintech AG (obteniendo un 5% de esta) ha vendido su participación obteniendo un margen pequeño. No se ha explicado más la operación desatando todo tipo de análisis y rumores en la prensa y los confidenciales de la City y de Frankfurt.
  • Companisto la compañía alemana de crowdfunding para startups se ha convertido en el mayor venture capital completamente privado de Alemania en número de rondas provistas. En total 29M€ en 62 campañas.
  • Intesa San Paolo ha presentado en Sao Paulo (Brasil) su «puente fintech con Israel» organizado en colaboración con la cámara de comercio italo-israelí y el banco Leumi.

Big Fish

Un nuevo informe publicado por KPMG, «Empower for the future, insurance reinvented», asegura que solo la mitad de los aseguradores encuestados creen que pueden obtener algún valor real de las iniciativas de transformación mientras que el 57% confesaba que sus esfuerzos hasta el momento no habían producido los resultados deseados.

Casi un tercio de los encuestados declaró que buscaba inspiración en otros sectores. Distintos analistas de KPMG insisten en que las aseguradoras están demasiado enfocadas en el cumplimiento regulatorio y están perdiendo de vista las necesidades de los clientes, una opinión que encaja con la idea de que serán los cambios tecnológicos, de la mano del fintech, los que propiciarán los cambios en los modelos de negocio.

Por otro lado PWC ha publicado otro informe de similar temática, «Opportunities await: How InsurTech is reshaping insurance». Según este informe un 48% de los aseguradores temen que hasta un 20% de su negocio se pierda a manos de empresas fintechs de nicho durante los próximos cinco años. Casi dos tercios (68%) de las compañías encuestadas dicen que han dado pasos concretos para enfrentar los retos y oportunidades fintech.

Brexit

Esta semana las fintechs han sido parte de la discusión sobre la permanencia de Gran Bretaña en la UE. No hay que olvidar que el sector fintech es el responsable de la mayor parte de la inversión extranjera directa en el sector financiero británico durante 2015 y ha generado más de 8000 puestos de trabajo directos. Así que era inevitable que las fintech se usaran como argumento por ambas partes. Para unos son la prueba de la posibilidad de desarrollar industrias vibrantes fuera del marco regulatorio europeo. Para otros, la inevitable pérdida de parte de las rentas de la centralidad financiera de la City en Europa podría dañar el ecosistema local si el referendum del próximo día 23 confirmara la salida.

Mientras tanto, «la Place» de París toma posiciones para atraer inversores y startups del mundo fintech británico en caso de brexit, viendo una oportunidad para recuperar centralidad. Al menos la amenaza del brexit parece haber servido para que el mundo financiero francés y los medios de comunicación presten atención a su ecosistema emprendedor, que cada vez lanza productos y servicios más originales.

En Alemania, Berlín y Frankfurt no toman posicionamiento público pero se colocan como los favoritos para recibir a los «exiliados» en un momento en el que las fintech alemanas están en el candelero tras un artículo de la revista de Derecho de Oxford donde Daniel Drummer (McKinsey & Company) argumentaba Alemania como el destino alternativo ideal en Europa para el sector si se produce una crisis británica.

Mientras, las plazas financieras españolas e italianas ni están ni se les espera… como a sus reguladores. Tan solo el anuncio del centro de pre e incubación fintech de Bankia en Valencia y el Open Innovation de BBVA -la única iniciativa española con proyección global y programa en Iberoamérica- permiten albergar esperanzas de que el Mediterráneo no perderá el tren.

En cualquier caso, no conviene olvidar que en el éxito de las fintechs londinenses no todo son rentas de posición derivadas del papel global de la City. La política de emprendimiento británica y en especial la política fiscal y de seguridad social son en buena medida responsables de la aparición de todo un ecosistema de empresas jóvenes (más de 10.000 en el área de Londres) de las que las fintech forman parte.

Impulsamos organizaciones más abiertas y democráticas