Blog

¿Es la banca minorista el último bastión del marxismo?

Karl Marx

Escuchando a los banqueros minoristas y leyendo entre líneas los estudios de las consultoras, se hace inevitable un escalofrío: la vieja idea marxista está aquí de nuevo.

Puede que Marx aspirara a «hombre nuevo» y lo idealizara en el Prometeo del «proletario consciente liberado» y la banca se conforme con un «cliente nuevo» idealizado en un «milenial» imaginario, pero la idea -errónea- de base está ahí: cambia la estructura y cambiará la cultura automáticamente sin que tengas que preocuparte por nada más.

Lo que es peor, el fintech está desarrollando un discurso marxista-leninista, soñando una especie de alianza tecnológica de las masas sub-bancarizadas del mundo desarrollado con las masas des-bancarizadas de los países en desarrollo.

Pero al margen de las estructuras mitológicas -por lo que se ve muy persistentes- del siglo XX, la realidad es bien otra: el centro de la reducción de escalas está en la economía productiva, en las nuevas PYMEs -cada vez más protagonistas de la innovación y de la rentabilidad- y sus necesidades. Eso es a lo que no se ha adaptado lo suficientemente rápido Goldman y por lo que sufren sus resultados, no por una supuesta y repentina pauperización de las clases medias norteamericanas imposible de verificar estadísticamente.

Share it on

Derechos de Ciudadanía Digital