Dec谩logo Hermes para la Digitalizaci贸n

Durante la epidemia COVID nos hemos dado cuenta de hasta qu茅 punto el trabajo y las relaciones de millones de personas estaban ya virtualizados. Tambi茅n de la gravedad de una brecha digital que a la luz del debate p煤blico parec铆a ser ya marginal. La digitalizaci贸n nos invita a pensar en la reorientaci贸n que tanto trabajo como educaci贸n deben afrontar para permitir el desarrollo de las actividades profesionales y el aprendizaje de forma efectiva y segura.

  1. Digitalizar una empresa es aumentar la productividad mediante la transformaci贸n de los procesos de trabajo y producci贸n utilizando herramientas digitales.
  2. El sujeto tanto del aprendizaje como del trabajo digital es el equipo, no el individuo.
  3. El trabajo digital se organiza por objetivos, no por tiempos. La productividad no es el resultado de una matriz de tiempos diarios de navegaci贸n y de uso de programas/aplicaciones.
  4. El trabajador digital es aut贸nomo: su remuneraci贸n paga su aporte al equipo dado el cumplimiento de resultados colectivos, no su tiempo de trabajo.
  5. El equipo es responsable de su rendimiento. Precisa de sistemas de autoevaluaci贸n y autonom铆a en el reparto interno de incentivos y en la selecci贸n de proveedores.
  6. La coordinaci贸n entre funciones/equipos exige ciertas dosis de presencialidad que corresponde organizar a la empresa.
  7. Las necesidades de formaci贸n deben ser detectadas y reportadas por los equipos y la empresa debe responder con la adjudicaci贸n de un presupuesto.
  8. La relaci贸n con los clientes debe seguir unos est谩ndares fijados por la empresa en cuanto a formas, herramientas, criterios de seguridad; y en cuanto a objetivos y resultados.
  9. Proveedores y clientes e la empresa deben de participar de los sistemas de evaluaci贸n.
  10. Digitalizar no es hacer una mudanza de espacios, es personalizar las funciones en los equipos y transformar los procedimientos en sistemas de determinaci贸n de objetivos.

Digitalizaci贸n de la empresa

Derechos de Ciudadan铆a Digital