Análisis

Facebook anuncia un nuevo modelo fiscal

Facebook ha anunciando que comenzará a aplicar un nuevo modelo fiscal para las actividades globales de la compañía. Durante los últimos meses, el escándalo sobre la baja imposición a la que se someten los GAFA (Google, Amazon, Facebook, Apple) ha ido in crescendo. La Unión Europea, la OCDE y EE.UU. han comenzado a impulsar una serie de medidas encaminadas a limitar las prácticas fiscales a la vista del consenso entre países miembros -en el caso de la UE y la OCDE- por un lado y la demanda de empresas y ciudadano que ven como un agravio la disparidad entre sus aportes y las de los gigantes tecnológicos.

Como ejemplo, Facebook Spain opera en España como prestadora de servicios de venta y marketing, no como comercializadora de publicidad. Este objeto social le permite trasladar la facturación de todas las ventas publicitarias a Dublin y, pese a su evidente peso, declarar unas pérdidas de 486.917 euros en el ejercicio de 2016. En consecuencia, la tecnológica únicamente ha pagado 491.000 euros por impuesto de sociedades desde 2012.

Tal vez sea esa presión una de las razones que ha impulsado a Facebook ha cambiar su forma de organización y crear una estructura en cada uno de los países donde desarrolla actividad comercial. Esta decisión significa renunciar a los flujos compensatorios entre filiales y matriz para ajustarse al marco fiscal regulatorio que corresponda a cada una de sus sedes.

Según expresaba el comunicado de la compañía

…en términos simples, esto significa que los ingresos publicitarios generados por nuestros equipos locales ya no serán registrados por nuestra sede internacional en Dublín, sino que serán registrados por nuestra compañía local en ese país

El propio director financiero de Facebook afirmaba que el paso a una estructura de venta local va a proporcionar más transparencia al conjunto de operaciones respondiendo así a las peticiones formuladas por autoridades gubernamentales y organismos multilaterales. La implementación de las medidas se realizará a lo largo de 2018 y se espera que esté operativa para 2019. Las oficinas de Dublín continuarán siendo su sede internacional.

Aunque sin tanta atención mediática, Microsoft no ha tardado en anunciar que hará lo mismo y, al parecer, con más contundencia: no «a lo largo de 2018» como Facebook, sino «desde el primer trimestre de 2018».

Es importante recordar que si ahora se calcula que los GAFA pagan entre un 1 y un 3% de impuestos por sus beneficios, casi todos ellos han triplicado su aportación desde 2015, lo que nos permite hacernos una idea de lo que pagaban hace 4 años.

Estos movimientos nos muestran una nueva cara de la guerra comercial. Con Trump en una decidida política para equilibrar balanzas comerciales país por país, Europa no tiene más remedio que dar un puñetazo encima de la mesa y empezar a presionar a las grandes tecnológicas para que paguen lo que deben, sobre todo cuando la presión interior cada vez es mayor.

Facebook y Microsoft son, probablemente, los adelantados en una tendencia que pretende adelantarse a acciones más contundentes por parte de la Unión Europea contra el abuso de las empresas norteamericanas.

Compartir en

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Impulsamos organizaciones más abiertas y democráticas