Análisis

Inteligencia Artificial

Los chatbots se han incorporado a la industria del seguro, hasta ahora, de forma mayoritaria en áreas de gestión administrativa y reclamaciones. Tras estas primeras experiencias las empresas estudian cómo incorporar la inteligencia artificial a procesos más complejos como la toma de decisiones.

Seguramente los chatbots con mayor repercusión han venido de la mano de nuevas empresas fintech e Insurtech; es el caso de Lemonade, que tiene a Maya, para suscribir pólizas y a Jin, que se encarga de las reclamaciones. En Europa, SPIXII, se ocupa de la venta de pólizas de automóvil, el nuevo asistente virtual, Kate, puede contestar preguntas sobre coberturas de la póliza y dar información sobre facturas y cargos. Entre las aseguradores tradicionales, Allianz utiliza a Allie para dar asistencia 24/7, Marc es el robot de Credit Agricole para el seguro de salud.

Sin embargo son muchas las que todavía no han dado sus primeros pasos en este mundo y, antes de hacerlo, hay algunas consideraciones básicas a tener en cuenta:

  • Análisis de las cadenas de valor de los seguros para identificar los procesos susceptibles de automatizar.
  • Estudio de las implementaciones realizadas por la competencia, ya sea la empresa tradicional o los nuevos agentes.
  • Desarrollar una estrategia de transformación digital que incluya: objetivos y finalidades; diseño de arquitectura tecnológico; forma de implementación, rediseño de procesos de trabajo, transformación de la cultura corporativa, comunicación a clientes, proveedores, y comunicación pública.
  • Primar al máximo el lenguaje natural de los nuevos empleados-robot.

Big Fish

Un nuevo informe publicado por KPMG, «Empower for the future, insurance reinvented», asegura que solo la mitad de los aseguradores encuestados creen que pueden obtener algún valor real de las iniciativas de transformación mientras que el 57% confesaba que sus esfuerzos hasta el momento no habían producido los resultados deseados.

Casi un tercio de los encuestados declaró que buscaba inspiración en otros sectores. Distintos analistas de KPMG insisten en que las aseguradoras están demasiado enfocadas en el cumplimiento regulatorio y están perdiendo de vista las necesidades de los clientes, una opinión que encaja con la idea de que serán los cambios tecnológicos, de la mano del fintech, los que propiciarán los cambios en los modelos de negocio.

Por otro lado PWC ha publicado otro informe de similar temática, «Opportunities await: How InsurTech is reshaping insurance». Según este informe un 48% de los aseguradores temen que hasta un 20% de su negocio se pierda a manos de empresas fintechs de nicho durante los próximos cinco años. Casi dos tercios (68%) de las compañías encuestadas dicen que han dado pasos concretos para enfrentar los retos y oportunidades fintech.

Vida rural

MetLife ha publicado recientemente dos estudios realizados en EE.UU. Uno de ellos relacionado con uno de los nichos de mercado que mas claramente despuntan en el seguro de salud: El envejecimiento.

Comunidades y relaciones intergeneracionales son los principales modelos que analiza el estudio para mostrar su impacto positivo en la salud y bienestar de las personas mayores. Por otro lado, el estudio analiza cómo las personas establecen los compromisos financieros en relación a sus familias.

Óscar Herencia, director general de MetLife para el mercado ibérico subraya que las decisiones familiares

«son tomadas en base a responsabilidades y obligaciones que difieren entre generaciones. Es curioso verificar, por ejemplo que los mileniales, están más dispuestos a ofrecer apoyo financiero a sus hijos para que cumplan sus objetivos.»

Igualmente es interesante observar cómo un porcentaje de las personas que tienen un seguro de vida aumenta a medida que avanza la edad. Los mileniales (55%) representan un segmento muy interesante de la sociedad. Parece tener sentido redoblar los esfuerzos para concienciar sobre la importancia de contar con un seguro de vida y dirigirse desde las compañías aseguradoras a una franja de edad más joven. Algo que según apuntan desde MetLife ya vienen haciendo con iniciativas en el área de educación financiera.

Modelos de negocio seguros p2p

Bajo la etiqueta «seguros p2p» existen al menos cuatro modelos de negocio diferenciados entre las startups europeas y norteamericanas.

  1. Los grupos de compra de seguros sobre perfiles comunes como Bought by Many en GB
  2. Los que complementan a las aseguradoras organizando comunidades de amigos y ofreciéndoles reducciones de las cuotas de hasta un 40% si no reportan siniestros, como Friendsurance en Alemania.
  3. Los que cubren mediante la asociación de grupos de amigos riesgos complementarios a los cubiertos por las aseguradoras. Entre estos Inspeer en Francia.
  4. Los que ofrecen seguros «completos» como Guevara (automóvil) y Cycle Sindicate (bicicletas) en GB, Be Sure y Gatherins (PYMEs) en Canadá o Common Easy en Holanda (discapacidad)

Estadísticas

Según TechCrunch, aunque no veremos el rápido sorpasso característico de la industria tecnológica (iPhone y Androids reduciendo a Nokia a la marginalidad o Wassap a los SMS), «el futuro es inevitable» en el largo plazo porque los incentivos se orientan a crear alternativas al core business de los bancos y las aseguradoras.

El futuro se ve ya en Corea, según los analistas californianos: 55% de los clientes han sustituido la banca presencial por el online y el 10% ya no usa tarjeta de crédito sino pagos online.

Este tipo de análisis converge cada vez más con la conceptualización del fintech como un elemento clave para recuperar la productividad de las economías europeas, especialmente de las pequeñas y medianas empresas en un entorno donde el crédito de pequeña escala sigue siendo muy difícil.

El análisis publicado por TechCrunch se ha entendido como una respuesta a las declaraciones de Jamie Dimon en las que relativizaba el potencial disruptor del fintech para los bancos, abriendo la espita de una nueva oleada de acusaciones de «burbuja» y titulares como el de Business Insider asegurando que «el hype fintech ha ido demasiado lejos».

La frase para la historia de Dimon:

«A lot of things they do, we can do; a lot of things they do, we don’t want to do; and of course they can be competitors».

Software libre

La multiplicación de patentes, en especial por parte de los bancos, como forma de defenderse del crecimiento de las fintech puede acabar en un parón de la oleada de innovación y convertir lo que hasta ahora es esencialmente un mercado competitivo entre inversores en busca de un «unicornio financiero» en el infierno de una guerra cotidiana por patentes: una barrera de entrada insalvable para ideas innovadoras que no cuenten con gran financiación y un peligro normativo para los propios bancos que entren en el juego.

El fintech y el assurtech están llegando a una velocidad de desarrollo en la que sería cada vez más valioso que las herramientas básicas de análisis de datos fueran libres y abiertas para poder garantizar la seguridad en entornos de desarrollo cada vez más complejos y sobre todo para disparar la competencia en la capa de innovación que atesora el valor en cada propuesta. Sobre esta idea algunas empresas como Next Money empiezan a apostar la creación de comunidades competitivas de desarrollo a través de premios, concursos y retos.

Seguros a demanda

No es la primera vez que hablamos de microseguros como un emergente. La extensión del seguro a segmentos de población donde la previsión no estaba contemplada, unida a la masificación del uso de móviles conectados a la red ha dado lugar a un jugoso mercado en el que están surgiendo nuevos competidores que comienzan jugando bajo estas reglas. El concepto de asegurar cosas concretas en un momento determinado cuenta además con otro gran apoyo en el segmento opuesto de la población: jóvenes, tekis, chicos cool que abrazan una nueva forma de consumo al calor de la economía colaborativa.

El pago por uso se está convirtiendo en una tendencia bien acogida por los usuarios. En 2015 AXA apareció para «solucionar» un problema operativo de BlablaCar y sentó precedente. Hace poco apareció Next Seguros, que tras lanzar el seguro de auto basado en pago por uso anunciaba seguir en el camino de productos a la carta y mercados B2B.

Trov es la primera aseguradora a la carta del mundo. Es una plataforma on demand que permite a los usuarios comprar seguros para productos específicos durante un determinado tiempo. Es un pago por uso, que no se limita a la oferta que realiza la aseguradora, como en el caso de los autos. Trov ofrece asegurar los objetos que el cliente decida en cada momento. El desarrollo tecnológico necesario no es menor, pues supone habilitar espacio en un servidor virtual donde cada usuario puede tener una galería de los objetos que necesitará asegurar, clasificados en cuatro categorías: electrónica, entretenimiento, moda y artículos del hogar. Para activar el seguro de un objeto sólo es necesario acceder a la aplicación, seleccionarlo y establecer el tiempo de uso. La aplicación calcula el precio e inicia el proceso de pago. Para establecer el valor de los productos, Trov solicita marca, modelo y fecha de compra de cada uno. El usuario tiene posibilidad de realizar una copia de seguridad de toda su información.

Por su modo de funcionamiento, Trov, más que una aseguradora es un representante autorizado. En determinadas regiones, se asocia con compañías aseguradoras para operar. A sus socios les aporta usuarios actuando como broker, éstos le cubren el riesgo de balance financiero y riesgo regulatorio, pero todos los pagos y reclamaciones se gestionan a través de la aplicación. Dadas las características de su target de cliente, utilizan bots para evitar someter a sus usuarios a llamadas telefónicas. En Trov se definen como un equipo de personas que están reinventando el seguro para la generación de usuarios digitales, haciéndolo simple, flexible y transparente.

«En un mundo donde tengo el control absoluto sobre el entretenimiento, la banca y otros servicios, por qué no puedo escoger las cosas que me importan y protegerlas durante el tiempo que necesite», declara su fundador, Scott Walchek. En lugar de tomar el viejo modelo del seguro, Trov está actuando como puente para las compañías tradicionales ayudándolas a crear productos atractivos para la nueva generación que huye de la lógica todo o nada que opera en el seguro, para adaptar los servicios a las necesidades, según sus propios términos.

AXA será el partner para el despliegue de Trov el próximo año en Gran Bretaña. Fundada en San Francisco en 2012, Trov anunció esta semana el cierre de una ronda de capital por 25,5 millones de dólares.

Impulsamos organizaciones más abiertas y democráticas