Análisis

En 2016 el Banco Central de China anunciaba querer emitir su bitcoin estatal tan pronto como fuera posible, ¿qué ha ocurrido?

Bitcoin

En enero de 2016 el Banco Central de China emitió un comunicado oficial tras un encuentro celebrado en Pequín que reunió a expertos del banco central, Citibank y Deloitte para debatir e intercambiar ideas sobre la industria de las criptomonedas, la evolución de monedas fiduciarias digitales y la emisión de criptomonedas estatales.

En 2014, el Banco Central de China había creado un equipo para investigar las monedas digitales. Desde entonces su trabajo se ha centrado en el análisis de la emisión, los marcos operativos, los aspectos técnicos clave, la circulación de la moneda, las cuestiones legales relacionadas con las monedas digitales, y su impacto en el sistema financiero tradicional, así como la relación entre las monedas digitales fiduciarias, es decir, emitidas por los bancos centrales, y las monedas digitales emitidas de forma privada, como bitcoin. A partir de ahora su trabajo irá dirigido a «aclarar los objetivos estratégicos del banco central para la emisión de la moneda digital, investigar a fondo las tecnologías clave, e investigar diversas aplicaciones para las monedas digitales que ayuden a que el banco central introduzca una moneda digital, tan pronto como sea posible».

«El diseño de la moneda digital debe proporcionar comodidad, seguridad, ser de bajo costo, tener una alta cobertura, y estar perfectamente integrada con otras plataformas», para que su uso sea «sostenible y efectivo».

Un documento oficial publicado recoge los beneficios de la emisión de monedas digitales para el Banco Central chino:

  • Reducir los costes de la emisión y circulación de las monedas fíat.
  • Aumentar la eficiencia y la transparencia de las transferencias de dinero.
  • Reducir las posibilidades de lavado de dinero y la evasión fiscal.
  • Aumentar la capacidad de control de la oferta monetaria por parte del banco central.

Y concluye:

«En el futuro, vemos que la emisión de monedas digitales y el establecimiento de sus canales de circulación podría mejorar aún más la industria de servicios financieros de nuestro país, mejorar los sistemas de pago y de liquidación de nuestro país, lo que aumentaría la calidad y la eficiencia de nuestro sistema económico».

Compartir en

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Impulsamos organizaciones más abiertas y democráticas