Plutócratas en vaqueros

Se les conoce como GAFA. Google, Amazon, Facebook y Apple han conseguido depurar un sofisticado sistema fiscal que les exime de contribuir a la sociedad conforme a los ingresos generados.

En el contexto de una crisis económica cuyas consecuencias no terminan de desaparecer, la población informada, sin importar su ideología política y posición social, alza la voz contra un sistema fiscal europeo profundamente desigual e injusto.

Según la OCDE lo que paga Apple en impuestos en todo el mundo ronda el 1% de sus ingresos. Mientras tanto, un español medio paga un mínimo del 14% pero buena parte de los contribuyentes pagan entre el 20 y 30% de sus ingresos.

En Irlanda, Apple paga un 0,06% (datos de 2014) en virtud a un acuerdo con el fisco irlandés, según reconoció la propia empresa ante el senado norteamericano. Esta ventajosa estrategia fiscal de Apple fue diseñada por el propio Steve Jobs, que ya en 1980 estableció en Irlanda una sociedad no residente en ningún país con la que articular su estrategia fiscal.

Ya sea enarbolando la bandera de la igualdad y la justicia social o clamando por recuperar las esquilmadas arcas públicas, políticos y decisores se rinden ante la evidencia de una situación que clama al cielo. En 2014, 54 jurisdicciones fiscales acordaron aplicar el estándar OCDE de intercambio automático de información tributaria de cuentas financieras en el ejercicio 2017.

Impulsamos organizaciones más abiertas y democráticas